Autores

Conoce más sobre nuestres tripulantes

Novelas

99 huesos para 77 brujas

Por la respuesta a preguntas con otra pregunta y retranca, se adivina que viene de Galicia. Nació en A Coruña en 1991. Licenciada en Medicina y caminando como médico residente en Psiquiatría, teclea sobre historias de todo tipo, aunque se incline más hacia la fantasía y la ciencia ficción. Le gustan las historias donde lo que pasa es la vida de los personajes, que intentan no dedicarse a tirar piedras contra las ventanas. Ha publicado otras dos novelas: Las cenizas que quedan (Escarlata Ediciones) y Cuando se fueron las bestias (Ediciones Hati), y autopublicado la trilogía Yo maté a Eugene Foster en Lektu. Además, tiene relatos en varias antologías; en 2018, han visto la luz Protocolos de desconexión (en Ciudad nómada y otros relatos, de Sportula) y 99,9% (en Insólitas, de LES Editorial). Colabora en la web La nave invisible como articulista.

En el camino a Xanadú

Nació un 20 de abril, como la canción, aunque en el 95 y no en el 90. Leyó la Ilíada de pequeña y dice que todo ha ido un poco así desde entonces. Le gustan los volcanes y el Cid, siendo este último el culpable de que se graduase en Lengua y Literatura Españolas en la Universidad de Santiago de Compostela, para luego completar sus estudios con un máster en Formación del Profesorado de Educación Secundaria y otro sobre Estudios Medievales Europeos. En 2018 participó en la antología poética La dalia violeta y en la de cuentos fantásticos El corazón de Ixchel, con un relato sobre la figura asturiana del busgosu. Este 2019 ha resultado seleccionada en la antología de ciencia ficción Alucinadas V, donde participa con un relato corto ambientado en Sumeria. En el camino a Xanadú es su primera novela publicada.

Bosques de estrellas

Nacida en Madrid, a Laura le encanta viajar y ha vivido en lugares como Gales, Bruselas o Boston. Es traductora e intérprete por formación, pero encontró su vocación casi por casualidad en la docencia y es a lo que se dedica. Le gusta la enseñanza porque cada día es diferente y plantea retos nuevos. Y así es como ve la escritura también: como un desafío que siempre aporta algo que aprender. Lectora compulsiva, disfruta devorando de todo lo que cae en sus manos, especialmente de los clásicos y de la literatura de género. Bosques de estrellas es su primera novela pero ha publicado los relatos "Tres veces" en la antología Cuéntamelo otra vez, de Pulpture Ed., "Matar a un dios" en la antología El cuervo de un ojo y el elfo, de Vuelo de Cuervos, "El hielo no perdona" en la antología Ecos de la Tundra, de Islas de Papel y Tinta y "La decisión de Raleigh" en la antología A la caza de lo invisible, de Insomnia Ediciones.

Bestias durmientes

Esta amante del café, las historias sórdidas y los cereales de colores publicó su primer relato de terror, «El mundo de los niños perdidos», en el blog de la editorial Otros Mundos. El siguiente, titulado «La masacre», fue seleccionado para la antología de fantasía, terror y ciencia ficción Historias del Dragón (Kelonia Editorial, 2012). En 2015 saldría a la luz su primera novela, «Los mundos de Täryenn», una historia de fantasía publicada por la editorial 2deLetras que vendría seguida de dos relatos más, ambos pertenecientes al género de terror: «Neven» (2017), autopublicado en la plataforma Lektu, y «Hambre», perteneciente a la antología de poesía y relato corto ENTER: Enfants Terribles (Inkreadble, 2018). Actualmente es redactora y jefa de RRPP en la web Todas Gamers, donde compatibiliza su pasión por los videojuegos con la escritura.

Almaderane

Escritora con conejo. Porque no tengo una pata, tengo el conejo entero. Soy Dragón en el horóscopo chino y dicen también da buena suerte. En una carpeta guardo un porrón de títulos que dicen que he estudiado cosas. Artista multipotencial. Dibujo, escribo y toco el piano desde los 11 años y, cuando cuplí 12, tenía bien claro que iba a dejar en este mundo, por lo menos, un libro escrito por mí con mi nombre en la portada. Ya van unos cuantos. Es solo el principio, aun me quedan muchos títulos por tachar de mi lista de pendientes. La autoedición es mi religión. Soy parte del colectivo NEUH, cuando no estoy autoeditando, le doy caña a mi imprenta independiente. Puedes echar un vistazo a mis proyectos más recientes en mi web dragonei.es y seguirme por las redes sociales y preguntarme cosas. De verdad, que no muerdo.

Corre, Renina, corre

Nacida en 1995. Escritora e ilustradora, actualmente compagina sus estudios en Farmacia con sus dos pasiones. Adora inventarse historias y tiene una ratita muy ladronzuela llamada Mortimer. Ha autopublicado varios relatos en Lektu y otros han sido seleccionado en antologías de las que destacan Insólitas (LES editorial, 2018), Una última luna (Hela ediciones, 2019), La matanza del cerdo (Onyx, 2019) o El hilo rojo (Pluma de cristal, 2019). Es autora de las novelas cortas Aracnefobia (Literup, 2018) y Mágica Pirimpella (Editorial Cerbero, 2019), además de la antología ilustrada Los muertos te están buscando (Insomnia, 2019).

El fantasma de tu nombre

Nacido en Murcia (1995), ha seguido estudios de periodismo y actualmente reside en Aviñón, donde ha cursado Estudios Franceses y se ha graduado en Lengua, Literatura y Civilización Hispánica. Amante de la literatura desde siempre, escribió su primera novela con catorce años y desde entonces ha participado en varias antologías y revistas literarias. Fue ganador del Certamen de Poesía Juvenil Miguel Hernández en 2014 y del XLI Certamen Literario María Agustina. También resultó fi nalista del Premio Literario Jordi Sierra i Fabra para Jóvenes 2013 y de la segunda edición del Premio Literario LA CAIXA/PLATAFORMA. En 2014, Plataforma Neo publicó Al otro lado del océano, su primera novela.

Galardón Alma

Escritor y lector a intervalos indefinidos. Mi mayor mérito siempre ha sido estar bien acompañado. Me dedico a lo que va saliendo y sonrío en la medida de lo posible. El paraíso es una buena charla cuando la noche cae en verano. Galardón Alma ha sido mi primera novel publicada.

Los colores del acero

Nació en Cádiz un caluroso sábado de agosto de 1974. Aunque ama por igual la Historia y la Ciencia, estudió ingeniería informática para conseguir un trabajo que le dejase algo de tiempo libre y poder disfrutar de su mayor pasión: viajar y conocer el mundo lo mejor posible (antes de largarse de él). Cuando no está viajando «de verdad», por ocio o neg-ocio, lo hace con la imaginación, a través de la lectura, los juegos de todo tipo y la escritura. Es autor de una novela corta, algunos cuentos y un centenar largo de cuadernos perdidos. Los colores del acero es su primera novela. Los que lo conocen un poco llevan tiempo advirtiendo sobre su empeño de seguir escribiendo fantasía y ciencia-ficción.

El demonio en el interior de Siriel

Escritore, psicólogue y analista de datos de 24 años. Tiene dos novelettes autopublicadas (Testosterona y Torres de Vinilo y Neón) y una novela por entregas serializada en curso, aunque esta es su primera novela publicada de manera tradicional. Le gustan la fantasía, dibujar, y los juegos de todo tipo; tanto disfrutarlos como diseñarlos.

Viene la loba, dijo la pastora

Nació en Barcelona en 1994. Ya de pequeña se interesó en la lectura y la escritura, y tuvo la suerte de dar con gente y hacer amigos con los que lleva años compartiendo el proceso y ánimos. Estudió Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Barcelona y actualmente se prepara para hacer oposiciones de auxiliar de biblioteca. Tiene claro que quiere escribir y estar entre libros, aunque también está encantada de pasar el rato en cualquier cafetería. Ésta es su primera obra publicada.

Un barco en el cielo

El primer día de primavera de 1995 nació en tierras catalanas una personita que iba a ser muy especial. Las flores recibieron su mirada de ojos avellana y los pájaros cantaron odas en su honor. Todo era perfecto, a excepción de un pequeño detalle: el destino había sellado en su alma la marca del escritor. Hizo el bachiller artístico, publicó un libro que no debe ser nombrado en 2012, y acabó en magisterio porque su autor no sabe escribir personajes consistentes. A Asra le gusta la música suavecita, el incienso, las piedras brillantes, el humor absurdo y la metaficción; pero como las palabras a veces se le quedan cortas, compone canciones y hace el cabra en el ámbito audiovisual.

Antologías